NAVIDADES CON HUEVOS Y PATATAS FRITAS



A falta de unos pocos días para celebrar “las fiestas”, este año con todas las diferencias que nos tocan, tal vez sea un buen momento para mirar la navidad “con otros ojos”, tal vez sea el momento de “cambiar el foco” y poder enfocarnos especialmente en las necesidades, gustos y creencias de los niños.


Sabiendo que será una fiesta más familiar que nunca… sabiendo que serán unos días de conexión, de contribución en todos los planos de las emociones, os proponemos una “mirada horizontal,” de tú a tú con vuestros hijos.


En estas fechas, sabemos o creemos que los protagonistas son los niños/as pero realmente tienen que vivir nuestros ajetreos, reuniones familiares interminables, comidas donde hay pocos platos apetecibles para ellos y con tanta cosa, perdemos la conexión y su contribución.


Este año, será diferente, por lo menos en el ajetreo y en el número de comensales a la mesa y por esto mismo puede ser la gran oportunidad para contar de verdad con ellos.


En estas fechas, siempre es típico hablar de las comidas y de los regalos y nosotras también queremos hablar de esto, pero aportando algunas ideas para “enfocarnos en positivo” y tener unas fiestas con una mirada familiar.


Os contaré un secreto. una experiencia que finalmente se convirtió en tradición y que nos une y nos conecta cada Navidad.


Cuando mis niñas eran pequeñas, pensábamos cómo hacer para que estos días muy festivos y llenos de compromisos para los adultos sean especiales “especialmente para ellas”. Su padre y yo, no sabíamos exactamente qué les podía hacer ilusión, de la verdadera, en estos días tan ajetreados…


En todas las casas se preparan grandes comilonas, comidas exquisitas, comidas exóticas, comidas carísimas, pero claro, a mis niñas no les hacía ninguna gracia ni los langostinos, ni caracoles, ni turrones duros o blandos… entonces decidimos que cenaríamos algo que nos guste a los cuatro: HUEVOS CON PATATAS FRITAS y de postre helado J Vosotros diréis: “vaya cena!!!” pero ¡Nos encanta!!! Y se convertía en una cena estupenda, de conversaciones, de mojar el huevo, de risas, de historias, de jugar al veo, veo…


Otro gran tema son los regalos que nos trae de cabeza a muchos padres, ciertamente los psicólogos nos recomiendan 3 y alguno más haya y nos orienta sobre que tipo de regalo tienen que ser:

· Regalos emocionales: aquí tendríamos todos los regalos que sirvan para potenciar los vínculos entre los miembros, regalos relacionados con hacer algo juntos, con pensar algo que nos pueda satisface e ilusionar a todos.

· Regalos ejecutivos: estos regalos estarían relacionados con juegos o juguetes que ayuden a pensar, a tomar decisiones, a controlar los impulsos a anticipar las respuestas y estas características las suele cumplir los juegos de mesa.

· Regalos materiales: algún juguete que le guste al niño y si además cumple alguna de las dos características anteriores mucho mejor.


Y seguimos con nuestra “historia familiar”: A nuestra casa llega Papá Noel (somos del otro lado del charco y es más tradicional por allí) y además de algún pequeño regalo “simbólico” (siempre es un libro), nos trae un REGALO ESPECIAL: UN VALE POR… es un simple papel (una tarjeta que me encanta preparar en secreto, sin que me vean), que vale por algún momento en familia: pueden ser entradas para un espectáculo, billetes para algún viaje, una tarde de spa familiar, tickets para una visita a un museo o a un aquapark… a veces, es sólo una ilusión porque todavía no lo tengo ni comprado, pero cuando queda escrito, me da la obligación de hacerlo J ¡Y luego lo disfrutamos!


Mis hijas ya son mayores (20 y 23 años) y aun así, en navidades cenaremos huevos con patatas y ya estoy pensando qué “ilusión familiar” escribiré en el VALE POR…..


Esta Navidad, que será diferente como ha sido todo el año, donde a pesar de lo que estamos viviendo podemos encontrar una chispa positiva, podemos aprovechar para cambiar algunas cosas y que nuestros hijos/as participen de verdad de una Navidad familiar; y si no puedes reducir el número de regalos, no pasa nada, pero entre ello introduce ese REGALO ESPECIAL para todos e intenta, que otros refuercen esa parte ejecutiva que todos tenemos y que en los niños/as se está desarrollando y es muy necesaria cuidarla.


Y si no puedes plantear una comida única, déjale que elija su plato, que te ayude a cocinarlo y que disfrute su paladar igual que el del adulto.


Dos ideas que se las enviamos para copiar. A nosotros nos funcionaron cuando eran pequeñas y me siguen funcionando cuando son mayores. Y encontré este video navideño que creo que muestra estupendamente el “espíritu familiar en la navidad” que tendremos todos este fin de año

https://www.facebook.com/EhUniverso/videos/4137726306257433


Disfrutemos mucho estas navidades en familia y seguro que las recordaremos por muchísimo tiempo… y brindemos porque el 2021 será MEJOR, sin ninguna duda J ¡Muy felices fiestas!



Ana Lozano Iglesias y Sandra Lea Schuchner

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo